Esta dos últimas semanas han sido de lo más productivas y no puedo estar más contenta. Llevaba un tiempo en el que me estaba costando mucho concentrarme y sentirme inspirada y motivada para hacer fotos. Así son las crisis creativas.

La última vino y se fue. Surqué la ola como pude y, al ver las últimas fotos que he estado haciendo, diría con total seguridad que he salido victoriosa. No lo vi todo tan color de rosa cuando estaba bloqueada pero, estoy tan contenta con el resultado de mis últimos trabajos ( podéis ver más en WORK 3 /2019, y WORK 4 /2019 ), que cada día tengo más claro que perderse a veces y no saber qué hacer también es necesario.

Esta semana he estado haciendo más fotos personales para mi amiga Lula Maiz de sus espectaculares joyas étnicas, fotos de las nuevas camisetas de Offset Collage, y, con San Valentín a la vuelta de la esquina, fotos de los nuevos ramos de Bourguignon Floristas.