El ritmo frenético sigue y la felicidad también. No he dejado de hacer cosas estas últimas semanas y, aunque me gustaría tener más tiempo para hacer fotos más personales y para mí, estoy disfrutando mucho de este nuevo curso y esta etapa laboral.

Los últimos días se los he dedicado sobre todo a Offset Collage y a Blooms , que cumplió un año de vida el día 2 de Octubre y lo celebramos por todo lo alto con un sorteo.

Aunque sigo pensando que aún me falta encontrar el equilibrio perfecto y la rutina de trabajo ideal, siento que me estoy acercando.

Y eso me pone contenta.

 

 

Además, también he seguido con el proyecto de Kaiku Caffe Latte y he hecho algunas fotos nuevas.