Septiembre ha llegado con buenas noticias y nuevos proyectos. Aunque la vuelta a la rutina después de las vacaciones está siendo algo dura y el jet lag aún está haciendo estragos en mi persona, estoy muy ilusionada.

Soy bastante monotemática con eso de la creatividad y la falta de ella, pero si hay algo que siempre funciona cuando se trata de activar la mía (además de viajar) eso es un nuevo proyecto. Un nuevo folio en blanco. Una nueva marca sobre la que pensar.

Por suerte para mí, trabajar para Bourguignon Floristas y Blooms mantiene mi creatividad bastante activa todo el año (porque pocas cosas son tan inspiradoras como las flores) pero llevaba un tiempo apeteciéndome ampliar mi cartera de clientes fijos y que además estuvieran en un sector diferente a las flores.

Y así, un día de verano, Offset Collage llamó a mi puerta ofreciéndome crear contenido mensualmente para ellos gracias a que Álex, dueña de Vera and the birds, les hablara de mi (si estás leyendo esto, ¡Mil gracias Álex!).

Por el momento, y debido a mi viaje, sólo he podido hacer una pequeña sesión pero pronto podré enseñaros más 🙂

 

 

El segundo proyecto me hace aún más ilusión porque es personal; porque quien lo ha creado es alguien con quien he crecido desde que tengo la friolera de 6 años y que ha querido contar conmigo para hacer las fotos.

Aunque la marca aún no ha sido lanzada oficialmente y sus productos se venderán de primeras en Mexico, NAKED LAB aterriza como marca de cosméticos de alta gama para el cuidado de la piel. Top de buena y top de bonita. Sólo diré que el packaging es rosa y con eso creo que lo digo todo. 

Aunque no todo lo que se ve es definitivo y quedan cosas por cambiar, he hecho unas primeras fotos de prueba.