Visibilidad. Alcance. Engagement. Algoritmo. Enfados. Castigos. Porqué a mi. Qué hago mal.

Yo pensaba que, más de un año después, esto habría dejado ya de ser trending topic. Pero no.

Sigo percibiendo a gente enfadada, frustrada, e incluso triste por lo que el demonio del siglo XXI llamado Al(gortimo) les hace sentir. Me apena enormemente ver que gente creadora y creativa deja de crear porque para qué si luego no tiene likes, con lo que yo me he esforzado. Más me apena aún que parezca que si no tenemos 1000 likes en forma de palmadas en la espalda debajo de nuestra foto, no nos motivamos. No es buena. No lo vale. No funciona. Es peor.

Me preocupa tanto enfado, tanto ego herido, tanta comparación,tanta gente dudando de su trabajo/hobby/talento. Por un número.

Un número al que le damos una importancia de la que somos responsables y es luego esa misma importancia la que te devuelve la hostia en la cara.

Las cosas han cambiado. Esto no es lo que era antes. Como no lo es ya casi nada en una era que sólo avanza a toda velocidad  y en la que todos compartimos las mismas redes.

Ya no tienes tanto engagement porque ahora tu panadero, tu madre, y casi cualquier persona con la que te cruzas por la calle, tiene una cuenta de Instagram.

No tienes tanta visibilidad porque hay 1.000 millones de usuarios reclamando la suya, queriendo una oportunidad de trabajo, de crecer como empresa, de vender, de simplemente compartir una foto y que guste. La misma oportunidad que tuviste tú, yo, y otros muchos, un día.

Creo que esa oportunidad debe ser cedida con gusto y sin tristezas porque hay gente muy talentosa ahí fuera que también se merece estar en primera fila algún día de la semana.

Insisto, somos 1.000 millones creando contenido.

Gestiona bien todo eso Al y no decepciones, a ver si eres capaz.

No tienes tanto alcance porque esto ahora es un negocio, sí, pero que también ha abierto el camino a hacer las cosas de otra manera. Que ha abierto y abre más oportunidades de las que cierra.

Ni mucho menos pienso que Instagram esté bien ni que el algoritmo funcione como debería pero creo que la actitud con la que se afrontan las cosas es muy importante.

Lo más importante, de hecho.

No creo que enfadarse y quejarse públicamente vaya a cambiar nada porque el cambio necesario no lo tiene que hacer Al, lo tenemos que hacer nosotros.

Con nuestra actitud y con honestidad, tanto si eres uno más aquí o como si estás en la posición privilegiada que hemos tenido algunos y esto te ha abierto puertas.

Vamos a aceptar que todo cambia y que si estás aquí es para estar a gusto, pasártelo bien, y hacer exactamente lo que a ti te gusta como a ti te gusta, le guste a más o menos personas.

Que compartir lo que a ti te sale del culo y como a ti te sale del culo y que te encanta a ti sea la razón más valiosa para que algo salga en tu feed.

Vamos a dar oportunidades a otros que se lo curran como tú y como yo. Que también son emprendedores y también está su sustento en una oportunidad aquí.

Vamos a compartir el espacio entre todos sin ponernos tristes ni sentirnos menos o peores.

Porque ese otro, incluso siendo tu competencia, nunca podrá hacer las cosas exactamente igual que tú porque nadie puede ponerse tus ojos en su cara y hacer la misma foto que ves tú, ni hacer con sus manos exactamente lo que haces tú con las tuyas, ni pensar como piensa tu cabeza.

Vamos a ser realistas y cada vez que nos enfademos o sintamos mal porque la última  foto no la ve todo el que te sigue, nos vengan a la cabeza esos 1000 millones de personas creando contenido y haciendo cola.

Piensa en tu madre y la última foto que ha subido todo contenta a su Instagram y que ha tenido 5 likes. Ella también se merece espacio.

De paso, vamos a mandar a la mierda a las estadísticas, las mejores horas para publicar y toda esa esclavitud que nos hemos puesto encima y que sólo nos hacen sentir peor.

Y por último, vamos a mirar hacia dentro y pensar cuál es nuestra responsabilidad en esto y asumirla.

Quizá sea hora de echarle imaginación, de crear cosas nuevas, de salir de las típicas fotos, de los outfits en sitios, de las modas, de crear distinto, de comunicar diferente.

Sobre todo, vamos a apoyar lo innovador cuando lo vemos y a crear nuevos espacios valiosos.

Igual por ese camino nos va mucho mejor.